viernes, 23 de mayo de 2014

Me quedo con GRACE CODDINGTON

Hace unos días acabé de leer las memorias de Grace Coddington. Y he quedado tan fascinada con su vida que le dedico este post. Oí hablar de ella, por primera vez, en el documental The September Issue, en el que muestran cómo Anna Wintour y su equipo preparan el número más importante y con más páginas de Vogue. Pero después de ver el documental creo que el gran descubrimiento es Grace Coddington. Por su frescura, por su espíritu vintage, por su melena rojiza y por replicar a Anna, yo me quedo con Grace. 



GRACE & sus inicios como modelo


Se crió en el norte de Gales y desde muy jovencita leía Vogue. Aunque no era fácil conseguir la revista, llegaba unos tres meses atrasada, Grace no faltaba a su cita con la revista. Fue tal su flechazo con la moda que dejó Gales y se instaló en Londres, donde pronto triunfaría como modelo.
Recuerda que "en aquella época una modelo tenía que ponerse ella misma el eyeliner, hacerse las cejas y aplicarse el lápiz de labios".

Grace fue portada de Vogue en varias ocasiones.

Grace recuerda cuando fue a París a visitar Eileen Ford, la gran dama de las agencias de la modelos. La miró de pies a cabeza y tras hacerle ella misma las cejas con unas pinzas para depilar (sus cejas originarias eran demasiado gruesas), la descartó como modelo de pasarela y modelo fotográfica. A lo que Grace contestó: "medía más de 1,75, tenía 84 centímetros de cadera y de pecho y 46 de cintura, las piernas muy largas y Vogue me adoraba".
Grace trabajó en varias sesiones para Helmut Newton.

Grace se convirtió en la musa del peluquero Vidal Sassoon, quien revolucionó en Londres el concepto del corte de pelo. Llegó a crear para Grace un estilo especial supermoderno llamado "el corte de cinco puntas".
 


GRACE & sus trabajos para VOGUE

Cuando Grace ya había conseguido un lugar destacado como modelo, tuvo un grave accidente de coche. Conducía James Gilbert, el que era su novio por aquel entonces (Grace ha tenido muchos amores) y se empotraron en una furgoneta de repartos en Easton Square, uno de los barrios residenciales de Londres. Le hicieron cinco operaciones de cirugía estética y se ponía gafas de sol enormes para esconder sus cicatrices (dice que ahora siente gran aversión por este complemento, tan usado por Anna Wintour). 
Después del accidente, comenzó su trabajo pero DENTRO de Vogue.

Uno de sus primeros trabajos fue retocar a su alteza real en el castillo de Windsor en una sesión de fotos a cargo de Norman Parkinson. Empezó a trabajar en el Vogue británico y cuenta que "aunque empecé a trabajar desde abajo, cobrando una mínima parte de lo que hubiera ganado como modelo, mi etapa en el Vogue inglés fue absolutamente fantástica".

El primer viaje de Grace, como editora de moda, lo hizo con el fotógrafo Norman Parkinson, con el que coincidió en varios trabajos para Vogue. Yo me quedo con esta foto, con la modelo Apollonia van Ravenstein, tomada en las islas Seychelles.
 
Con el fotógrafo David Bailey trabajó en muchas ocasiones. Dice que no era muy fácil trabajar con él. En una ocasión, Grace le propuso trabajar con una modelo que le encantaba, una belleza hawaiana-japonesa llamada Marie Helvin y su reacción fue pésima ya que a David no le gustaba que le impusieran con qué modelo tenía que trabajar pero Grace insistió. A los cinco minutos estaban locos de amor, se casaron y se fueron a vivir juntos.


Una de las fotografías más polémicas de Helmut Newton, en el que un cisne disecado viola a la modelo Nadja Auermann. Grace recuerda que tuvo un encontronazo con el fotógrafo por esta fotografía.
La espectacular Jerry Hall en una sesión de fotos en Jamaica junto a Norman Parkinson. Era el año 1975 y la sesión se hizo en Jamaica. Grace recuerda a Jerry cuando bajó del avión, con 40 grados de temperatura, luciendo su primera gran adquisición como modelo: un abrigo de pieles hasta los pies.
A la izquierda, una de los primeros trabajos de Grace con Bruce Weber con la modelo Talisa Soto, una de las preferidas de la estilista. A la derecha, una foto que no me puede gustar más. Que se quiten los posados de Kim Kardashian y Kanye West y, por supuesto, el de Cristiano e Irina, esto sí que era una pareja bomba. Naomi Campbell y Mike Thysson fotografiados por el genial Bruce.
 
En los 90, Grace también trabajó muchísimo para Arthur Elgort. "Las chicas siempre salen guapas y contentas. Te deja ver la ropa, te deja ver el precioso entorno y nunca se niega a nada. Le gusta comer bien, beberse una buena copa de vino y practicar con la trompeta en la habitación del hotel a altas horas de la noche".



Grace tuvo un paréntesis en su relación con Vogue. Durante algún tiempo fichó para Calvin Klein. Entre sus trabajos, me quedo con este de la campaña del perfume Eternity, en el que trabajó con su amigo Bruce Weber y donde fotografiaron al actor francés, Lambert Wilson, y a Christy Turlington, según Grace, la modelo más hermosa que ha visto jamás.


Grace también ha trabajado con Annie Leibovitz, con quien reconoce no tener una relación fácil y, con su modelo preferida, Natalia Vodianova. Otra de sus modelos top es Daria Werbowy, aunque reconoce que esta odia su trabajo de modelo "pero su belleza es tan impresionante que me espero a cazarla cuando está de humor para trabajar". 


Año 2005, Madonna se había casado con Guy Ritchie y disfrutaba de una vida de lo más inglesa. Uno de mis fotógrafos favoritos, Tim Walker, realizó esta preciosísima sesión en la casa de campo de Madonna. Grace habla en su libro del 'genio' de Madonna y cómo los caprichos de una diva pueden hacer que tesoros como un vestido que creó John Galliano expresamente para esas fotos cayera víctima de sus 'hostilidades'.
 
Me encanta el equipo que hacen Grace y el fotógrafo Steven Meisel.


GRACE & sus amores
 
Grace, junto al restaurador, Michael Chow, su primer marido.




Grace junto al fotógrafo Willie Christie, su segundo marido. En su libro explica que Willie se fue con una modelo que era amiga suya.
Grace, a la izquierda, junto a Didier Malige que se conocieron trabajando en los 70. Recuerda que le encendía los cigarrillos de una forma muy romántica y caballerosa. Pronto se hicieron inseparables y todavía hoy son pareja (foto derecha).


GRACE & sus amigos
Grace junto a Helmut Newton, Manolo Blahnik, Anjelica Huston y David Bailey en el sur de Francia, año 1974.

Grace junto a Karl Lagerfeld. Cuando le conoció, Karl trabajaba para Chloé y lucía una frondosa barba que se perfumaba con Black Narcissus de Caron.


En su 50 aniversario, Anna Wintour le preparó una fiesta sorpresa que jamás olvidará. Entre los invitados, fotógrafos como Steven Meisel y Bruce Weber, también estaba Calvin Klein, y las tops Linda, Christy, Naomi... Cuenta en su libro que cuando dos de las modelos le trajeron la tarta, a Anna Wintour no le gustó cómo había quedado el retrato de Grace en el pastel así que Anna se quitó las gafas y las clavó en la tarta, como si las llevara puestas Grace.

Grace fue íntima amiga de Liz Tilberis, editora jefe de Harper's Bazaar. En el libro explica cómo fue creciendo su amistad desde que se conocieran en los años 70 y lo mucho que la echa de menos ahora, ya que, Liz falleció hace algunos años víctima de un cáncer.

Grace Coddington junto a su gran amigo Marc Jacobs.

GRACE & Anna Wintour

"Si a Anna no le gusta una serie fotográfica, esas fotos están muertas" así empieza hablando Grace de Anna Wintour. La conoció en los 70 cuando Anna era editora junior en el Harpers & Queen londinense. De ella dice que es extremadamente puntual y que es
muy coqueta, muy femenina: "cuando habla con una mujer, se muestra de lo más asertiva, pero con los hombres siempre es muy seductora, aunque sean gays hasta la médula".

Anna Wintour se ocupa de la organización de la gala anual del MeT que se celebra para recaudar fondos destinados a la institución. Grace explica en su libro que lo supervisa absolutamente todo: distribución invitados, esquema de colores de la decoración, hasta los vestidos que llevarán las becarias del Vogue, que ayudan a sentar a los asistentes o a guiarles por la exposición.


 
 Grace habla de la primera portada que hizo Anna Wintour para Vogue. La foto es de Peter Lindbergh y en ella aparece la bellísima modelo israelí Michaela Bercu. Lo que esconde esta portada es que, a partir de aquí, se creó muy mal rollete entre Anna Wintour y el prestigioso fotógrafo Richard Avedon, quien se molestó mucho al ver estas fotos. Cuando las vió dijo: "oh eso lo puedo hacer yo, es la cosa más fácil del mundo".




Aunque Annie Leibovitz y Anna Wintour son amigas del alma, la fotógrafa y Grace no cuajaron muy bien al principio. Se ve que Annie empezó a expresar lo poco que le gustaban algunas de las cosas que elegía Grace para las sesiones y aunque iban firmando  treguas, las broncas fueron contínuas. Grace recuerda en su libro que una de las parejas, obra de Anna, fue la que formaron Kate Moss y Puff Daddy que Annie Leibovitz fotografió así de bien en París.
 

Grace toca también el tema de la peli El diablo viste de Prada en su libro. Hasta el expresidente Sarkozy mencionó la película para hacer gracia en un discurso que dio en la ceremonia oficial para la entrega de la Légion d'Honneur a Anna. Pero se ve que el guiño de Sarkozy no tuvo gracia. Ninguna. Eso sí, Anna siempre tiene la última palabra y cuenta que se presentó en el estreno de la película con su hija Bee, ambas vestidas de Prada de pies a cabeza.

 
GRACE & sus gatos


"Los gatos son unos animales extraordinarios. Perciben las emociones y resultan increíblemente sedantes" explica Grace en su libro. En Nueva York se ha convertido en "una central gatuna" y todo el mundo la llama para pedirle consejo. En la foto Grace en la cama con su gato favorito, Puff.

En 2008 Vogue hizo un repor en el que cada editora de moda vestía a una modelo acorde a la edad de la propia editora. Este fue el resultado de Grace quien vistió a la modelo Karen Elson de negro y donde, por supuesto, no faltaron unos dobles de sus gatos.
GRACE, ya tenemos tus memorias... pero, ¿para cuándo una peli sobre tu vida?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada