lunes, 23 de febrero de 2015

-OSCARS 2015-
Poco riesgo, grandes decepciones y grandes ausencias 



Este año casi declaro desierto el puesto a la mejor vestida sino es por el esmoquin compuesto por falda negra larga y chaqueta, firmado por Lanvin, de Meryl Streep. Pero lo cierto es que este año no mataría ni robaría ni mentiría... por ninguno de los vestidos... ninguno digno de una noche de Oscar.


Así que me veo obliga a comenzar con la lista del 'Sí pero No'. Aquí van mis razones:

SÍ PERO NO

1.Estoy en un sin vivir con lo de Emma Stone. Mi primera reacción al verla fue 'está espectacular', pero poco a poco se han ido desinflando mis primeras impresiones. No sé si es que la veo un poco look patinadora de cintura para arriba, no sé si es que parece toda ella la estatuilla de un Oscar, no sé si es el color lima que en un principio me enamoró pero al final lo veo más definido como un verde moco... sea como sea, es de las más salvables de toda la noche.



2. Parecía que fuera de camino a la gala y se cayera de algún balcón directo a su cuerpo. Este vestido de Chanel, que por más de 80.000 lentejuelas que llevara, y en el que estaban invertidas más de 900 horas de trabajo, no le hacía justicia. De todas formas, aunque no fuera su mejor noche, Julianne Moore, aunque paliducha, estaba muy guapa.


Me parece que el rojo que lució en los BAFTA hubiera sido mejor elección para la noche de los Oscars:



3. A Dakota le pasa como a Julianne, hubiera estado perfecta con cualquiera de estos dos vestidos que lució en otras red carpets semanas anteriores.

Este es el look de Saint Laurent para la noche de los Oscars. Iba muy correcta pero no fue un WOW. De hecho, podría habérselo cogido prestado a su madre Melanie esa noche.


DAKOTA, hubiera estado más acertada para la noche de los OSCARS con cualquiera de estos diseños:



4. Me encantó el Armani que lució la modelo Behati Prinsloo, novia de Adam Levine, es preciosísimo. Y casi, casi, se convierte en mi favorito. Lástima que lo acompañara por este peinado tan lamido, y ese collar de bolas y ese clutch dignos de estas tiendas de accesorios de todo a 5 euros.



5. Reese Witherspoon, muy muy guapa, pero se lleva el premio a la más sosa con este Tom Ford.



6. Con Jennifer Aniston tuve cierto déjà vú. Fue la versión más recatada de aquel diseño lleno de brillos de Adam Selman que lució en su día Rihanna. No me dice nada. Ni frío ni calor. En realidad, me preocupa más si se casará finalmente con Justin que su estilismo.




LA GRANDES DECEPCIONES
1. NAOMI WATTS.
Ni le estilizaba, ni le favorecía, ni era fiel a su estilo. Este muro de ladrillos andante debería quedar ya en la lista del olvido.



2. LUPITA NYONG'O
Este vestido -a primera vista- insulso, firmado por Calvin Klein, no corresponde al efecto Lupita al que nos tenía tan bien acostumbrados. Ya sabéis, ese efecto que se producía cada vez que aparecía en la alfombra roja y te hacía abrir un poquito más los ojos y un poquito más la boca, arqueabas ligeramente una ceja y rematabas diciendo 'esta chica es diferente, por fin aire fresco'.


Lo de Lupita es el claro ejemplo de elegir un vestido ERRÓNEO PARA LAS FOTOS. Hay vestidos que son preciosos pero sólo si los ves en directo y puedes apreciar de cerca sus detalles, su caída... este es un vestido POCO FOTOGÉNICO. Aquí os dejo un plano más cercano para que comprobéis lo que os digo, la riqueza de los detalles se pierde en estas fotos más abiertas de photocall.






3. CATE BLANCHETT
Siempre fue mi favorita en la red carpet. Y no sabéis lo que me ha dolido ponerla en esta lista. Muchísimo. Vestida de Margiela y con el detalle de color del collar de Tiffany & Co, Cate Blanchett me decepcionó. Ya sé que 'menos es más' y también sé que los vestidos negros jamás pasarán de moda, pero también sé que Cate lo podía haber hecho muuucho mejor.



4. GWYNETH PALTROW
No es que no estuviera guapa. Porque ella lo es y, además, es un poco como nuestra Ana Belén porque sabe defender muy bien cualquier diseño. La meto en esta lista de 'GRANDES DECEPCIONES' porque si ya diste la campanada en los Oscars con un vestido rosa de Ralph Lauren, deberías ya tener descartado este color al menos por dos décadas. Este diseño de escote asimétrico en rosa palo, de Ralph and Russo, es precioso pero hubiera sido de 10 si lo hubiera lucido otra actriz. 



SIENNA MILLER 
¿Quién, alguna vez, no se ha mordido ligeramente los mofletes por dentro para parecer más delgada y hacer morritos? Sienna Miller, entre ellas. Qué chasco me llevé con Sienna... ella suele arriesgar y casi siempre acierta, pero este vestido negro de Oscar de la Renta le apagaba, le ensombrecía... Sienna, otro año será.



LOS HORRORES DE LA NOCHE
1. FELICITY JONES
La actriz de 'La teoría del todo' lo quiso todo esa noche y se plantó este pomposo vestido de Alexander McQueen.




2.KEIRA KNIGHTLEY
O el misterioso caso del día en que me quedé embarazada y se esfumó mi estilo impecable.

 


3.SCARLETT JOHANSSON
Aquí podemos, como mínimo, hacer la broma de su nuevo look a lo Cholo Simeone. Allí no sé qué gracia le debieron encontrar a este look horrendo rematado por ese tattoo que, aunque ella debió pensar que hacía juego con su estilismo, debió de haber tapado con maquillaje, que para eso está en Holyvú! Este es ese típico look que a algunos os puede gustar ahora pero cuando pasen unos años os arrepentiréis de vuestra elección...


 



4. LORELEI LINKLATER
La actriz de la cinta Boyhood no aprendió tras la Pedrochada que se marcó en los Golden Globe Awards, y para los Oscars se decidió por este diseño de vampiresa Deborahombres tan vulgar como vacío de concepto.


Aquí la Pedrochada de la que os hablaba:




5. MARION COTILLARD
El vestido tortuga de Christian Dior que llevó la actriz francesa.

Por cierto, Marion parece que no supo enmendar sus errores y apareció hecha un cuadro en la fiesta POST.
 

 

6. LAURA DERN
Se escapó de la última temporada de Juego de Tronos.




7. BLANCA BLANCO
Ya ha empezado a arder en el infierno de los horrores...



8. LADY GAGA
Se fue directa de limpiar su W.C. a la gala y se dejó los guantes puestos... De todas formas, en una red carpet tan sosa como la de este año se agradece este punto de fantasía.






MOMENTOS QUE ME DEJARON PREOCUPADA TODA LA NOCHE

1. ¿Qué llevaba en los bolsillos Chloe Grace Moretz? Es que... entre tantas horas de preparativos y ensayos ¿se olvidó de hacerse la manicura? La actriz que llevaba un Miu Miu, muy descafeinado, estuvo con esta pose toooda la noche.




2. John Travolta o su metamorfosis en el muñeco de cera.




3. Que el marido de Nicole Kidman parezca su hermano gemelo.


4. A la hija de Anna Wintour se le está poniendo más cara de pérfida y malvada que la que suele lucir su divina madre. Me preocupa. Bee Shaffer me da literalmente miedito.




EN SU LÍNEA...

1. Aunque ha mejorado respecto a su desastrosa elección en los Golden Globe Awards, Patricia Arquette sigue fiel a su estilo de madrina de boda. 


2. Jessica Chastain que ya advertía que se estaba 'achonando' muchísimo, vuelve a caer en el error de apostar por enseñar pechuga y muslo, con este Givenchy.



3. JLo o cómo destrozar un Eliee Saab con un pecho tan artificial y un gesto de 'me acabo de comer un pomelo y se me ha quedado esta cara, lo siento'.





GRANDES AUSENCIAS
 
Dos parejas que eché mucho de menos:



¿Será cierto que están al borde del divorcio y por eso no asistieron?



Reneé come back!!!

También eché de menos a Kate Hudson


No dormí por culpa de...

Andrea Riseborough o la niña de la curva que esa noche se despertó y apareció de esta guisa en la red carpet.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada